jueves, 6 de octubre de 2016

GANG GYOK

PRÓXIMO 18 de NOVIEMBRE SESIÓN GRATUITA

LUGAR: Parc de la Ciutadella, puerta Norte Arc de Triof.

HORA 18:30 hasta las 20h.

El Gang Gyok es una práctica ancestral de las técnicas yóguicas de correr tibetanas. Es la práctica de los «pies rápidos». No obstante, debido a la profunda interconexión de cuerpo y mente, esta práctica, como todas las prácticas tantrayana tibetanas, trabaja con todas las dimensiones de la mente, la respiración y el cuerpo para conseguir sus sorprendentes resultados.

Podemos generar energía en el cuerpo mediante el poder de la mente. Esta energía se puede usar entonces para dar velocidad y fuerza en la carrera. Nos volveremos más rápidos y nos cansaremos menos mediante la práctica del Gang Gyok, pero también desarrollaremos la atención plena, nuestra calidez interior y una salud general vibrante.

Para prepararse para la técnica del Gang Gyok en sí, primero tenemos que hacer prácticas preliminares. Estos preliminares atienden tres aspectos importantes que tienen grandes efectos sobre nuestra energía —nuestra comida, nuestra respiración y nuestro poder mental.

Queremos maximizar los nutrientes en el cuerpo, por lo que el tipo de comida que tomamos, así como su calidad, es muy importante. También tenemos que tomar la cantidad correcta de comida —demasiada hará que los canales se rompan y demasiado poca no proporcionará suficiente energía. En general, decimos que un tercio del estómago se debería llenar con comida, un tercio con agua y dejar un tercio vacío para que el viento pueda fluir y facilitar la digestión. El agua también es importante, ya que hay agua de diferentes calidades. Bebemos agua hervida porque esto ayudará a relajar el cuerpo y la mente, un factor crucial para generar energía.

A continuación trabajamos con el viento, o nuestra respiración. Hay una forma correcta de respirar y de retener la respiración que creará más energía. Por otra parte, si respiramos de forma inadecuada, podemos perder rápidamente la energía. Así que tenemos que aprender a trabajar con la respiración y practicar su retención mientras hacemos ejercicios especiales.

Finalmente, tenemos que desarrollar nuestro poder mental. Esto se hace mediante la visualización, la que por sí misma puede incluso proporcionarnos energía. La visualización nos ayuda a desarrollar la atención plena, la cual nos ayuda entonces a meditar. Mediante la meditación y la visualización podemos cultivar nuestro fuego interno. Este fuego interno equilibra nuestros elementos, lo que es muy importante para el buen funcionamiento del sistema digestivo. Esto tiene un impacto directo sobre nuestra salud, ya que la mayoría de las enfermedades están asociadas con un sistema digestivo perezoso. Y la meditación y la atención plena nos permiten entrar en la quietud de la mente.

Durante la práctica de Gang Gyok generamos energía al correr reteniendo la respiración de una manera especial en el chakra del ombligo. Esta energía luego se reparte por los 72.000 canales del cuerpo. Si algunos canales se han bloqueado o torcido, esta energía ayuda a abrirlos. De esta forma, la energía de la respiración fluye por todo el cuerpo, generando una profunda calidez interior. Esta calidez interior genera nuestras hormonas «de felicidad». Estas hormonas ayudan a que la mente quede quieta. Cuando la mente está quieta es mucho más fácil de controlar, y entonces podemos generar aún más energía.

Por lo tanto, el Gang Gyok, la técnica yóguica de correr de los «pies rápidos», nos hará sin duda más rápidos y más fuertes, con una energía explosiva, pero en el camino también desarrollaremos una salud robusta, una mente clara y calmada y felicidad.

Texto: www.tulkulobsang.org


No hay comentarios:

Publicar un comentario