sábado, 15 de febrero de 2014

SALUDO AL SOL
Su nombre alude al hecho de que, entre los hindúes, la SALUTACION AL SOL es una reverencia al astro rey que nace. Ejercicio de extática belleza plástica, constituye un hábito de preparación y precalentamiento para las demás ASANAS. Moviliza a la columna vertebral, las piernas, brazos y músculos abdominales.

Es una serie de movimientos que, asociados a la respiración, estimulan y revitalizan a los músculos y nervios, tonificando articulaciones y tendones, mejorando también la circulación.

La secuencia es la siguiente:

1.De pie, los brazos flexionados, las manos juntas, como en actitud de plegaria, a la altura del pecho, la cabeza en posición natural.

2.Elevar los brazos lentamente por encima de la cabeza, y mantenerlos estirados, efectuando una profunda inspiración, haciendo que el tronco caiga ligeramente hacia atrás.

3.Inclinar lentamente el tronco hacia adelante, hasta que la cabeza descanse en las rodillas, y las palmas de las manos toquen el suelo, a la vez que se exhala lentamente.

4.Llevar la pierna derecha hacia atrás, hasta que la rodilla toque el suelo. La izquierda permanece flexionada, el muslo contra el estómago y el pecho. Permanecen en el suelo la rodilla y las palmas de las manos, los brazos bien estirados. La cara mirando hacia adelante. Al ir adoptando esta posición se inhala.

5.Llevar la pierna derecha hacia atrás, estirando y juntándola a la izquierda, a la que se exhala lentamente. Todo el cuerpo forma ahora un ángulo agudo, y los brazos permanecen estirados, las palmas firmes en el suelo.

6.Se van flexionando los brazos con lentitud, permitiendo que la barbilla, el pecho y las rodillas toquen el suelo, mientras que el resto del cuerpo queda en el aire. Al adoptar esta postura, inhalar lenta y profundamente.

7.Dejar caer lentamente el peso del cuerpo y fijar los muslos, juntos, en el piso, manteniendo brazos estirados, tronco arqueado y cabeza bien atrás, mientras se exhala.

8.Apoyarse en manos y pies, elevar el cuerpo haciendo con él un pronunciado semicírculo, con la cara hacia el suelo, palmas bien en el suelo. Al hacer este movimiento se va inhalando.

9.Flexionar la pierna derecha hacia adelante, apoyando la rodilla de la pierna izquierda en el piso. El cuerpo descansa sobre las palmas de la mano, la planta del pie derecho y los dedos del pie izquierdo. Los brazos permanecen estirados. Al hacer este movimiento, exhalar.

10.Llevar la pierna izquierda junto a la derecha, mantener las piernas bien estiradas, juntar la cara a las rodillas, como en el cuarto movimiento, mientras se va inhalando.

11.Elevar lentamente el tronco, inclinarlo ligeramente hacia atrás con los brazos por encima de la cabeza, a la vez que se exhala.

12.Elevar el tronco y colocar las manos, juntas por las palmas, a la altura del pecho, inhalando.

OBSERVACIONES:

Hay que sincronizar la respiración y los movimientos, tarea que parece difícil, pero no lo es. Primero hay que concentrarse sólo en los movimientos, como en las asanas, y luego, una vez que han sido memorizados “muscularmente” y surgen con naturalidad, se presta atención a la respiración, que se coordina fácilmente.

Una vez que se avance en la ejercitación, se hará la serie de 12 movimientos en sólo 20 segundos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario